EL OFICIO DEL HISTORIADOR SEGUN GREZ

Fecha: 2018-03-05

EXTRACTOS DE SU TRABAJO:

"De manera algo paradójica, a medida que la historiografía se profesionalizaba, se fue difundiendo el término “oficio” para designar su savoir faire. ¿Por qué ocurrió este curioso fenómeno? ¿Por qué una actividad cada vez más profesional y académica, terminaría emparentada de modo retórico a los oficios o “artes mecánicas”?

Enunciaré una explicación posible, a título meramente especulativo.

Cabe destacar que el ejercicio de la profesión de historiador(a) se ha caracterizado por una práctica de marcado individualismo: quienes cultivamos este género trabajamos generalmente solos, aunque asistidos corrientemente por ayudantes, produciendo obras que, por definición, deben ser únicas, “originales”, irrepetibles. Nuestra faena se asemeja en este aspecto a la de los artesanos, en las antípodas de la producción en serie, uniforme, de tipo industrial. La mera obtención de un grado académico no convierte a nadie en historiador o historiadora, solo la demostración práctica del buen ejercicio del “oficio”, permite alcanzar el reconocimiento de los pares y, también de la sociedad. Ciertamente, abordamos nuestros objetos de estudio utilizando instrumentos, técnicas y procedimientos que son creaciones colectivas, normas “científicas” que permiten situar nuestra actividad en el campo de las “profesiones”, del mismo modo que la de ingenieros, médicos, sociólogos o economistas. Sin embargo, el aspecto de “ciencia social” de la labor historiográfica conlleva siempre una dimensión “humanista” y, en algunos casos, también “artística”. Puesto que la Historia debe ser recreada mediante un relato que exige condiciones de validación, la historiografía adopta, necesariamente, ciertas características de disciplina literaria. De este modo, Ciencias Sociales y Humanidades se entrelazan en la labor del historiador. “Profesión” y “oficio” se entretejen y confunden. Esta puede ser una de las causas que han llevado a muchos historiadores e historiadoras a denominar, con fruición, “oficio” a su actividad profesional.

Ya sea como profesión u oficio, el estudio sistemático de la Historia conforme a reglas, técnicas y procedimientos disciplinarios, supone -desde mi punto de vista- una responsabilidad social de parte de sus cultores. ¿Qué investigar? ¿Para quiénes investigar?, ¿Qué lenguajes y formatos utilizar para comunicar los resultados de estas investigaciones?, son solo algunas de las disyuntivas que deben resolver quienes pretendan servir con provecho a Clío, la musa inspiradora o “Santa Patrona” de esta cofradía artesanal."



Ver fuente externa